Inicio > RECOMENDACIONES DE EXPOSICIONES > Cai Guo-Qian. EL ESPÍRITU DE LA PINTURA

Cai Guo-Qian. EL ESPÍRITU DE LA PINTURA

Publicado:
20/10/2017
Compartir:
Facebook | Twitter | Tuenti
Delicious | Menéame | Email

El arte contemporáneo vuelve al Museo del Prado y lo hace a lo grande, con una de las figuras internacionales más originales y llamativas de la creación actual, el artista chino Cai Guo-Qiang (Quanzhou, 1957), uno de los artistas más galardonados en las últimas décadas. Fue director visual y de efectos especiales en las ceremonias de los Juegos Olímpicos de Pekín y en los últimos años ha vuelto a dedicarse a la pintura y en la actualidad explora las posibilidades del uso de la pólvora como material pictórico.

El artista ha hecho del Salón de Reinos su estudio, donde ha producido 8 de las 20 piezas que componen la exposición, surgidas por su fascinación por los grandes maestros de la tradición artística europea y los maestros representados en el Museo del Prado, como Tiziano, Rubens, Velázquez, Goya y sobre todo El Greco, los cuales encarnan para Cai Guo-Qiang “el espíritu de la pintura”, que da también nombre a unA obra de escala monumental (de aproximadamente 18 m.), creada como todas las demás por medio de la técnica de ignición de pólvora sobre el lienzo, en la que el artista medita sobre las cualidades del arte de sus predecesores. La pólvora ha sido fabricada especialmente para él en Valencia

La muestra incluye los trabajos realizados por el artista años atrás, memoria de su viaje realizado en 2009 siguiendo los pasos de El Greco, desde su ciudad natal Creta, hasta Venecia, Madrid y su etapa final en Toledo. La muestra incluye también un nuevo tríptico inspirado en el maestro.

Sin duda, presenciar el proceso de trabajo de creación de un artista no suele ser algo habitual y cuando ocurre es siempre un privilegio. En el caso de la obra de Cai Guo-Qiang, que utiliza la ignición de pólvora como herramienta de creación artística, esa creación se convirte además en un espectáculo. Emplea largas horas, días, semanas o incluso meses para preparar el tema de un lienzo y luego, en uno o dos segundos, la pólvora decide su final.

En mi arte existe una contradicción: como artista intento controlar mi creación, que represente algo que yo busco, pero siempre existe ese azar de no saber qué va a pasar. Esa es la pasión que siento con este tipo de arte. En ese instante cuando ocurre la explosión es la fuerza de la naturaleza la que decide el destino de la obra“, explica el artista a los periodistas que han podido presenciar el instante final de la creación de la obra Alquimista. Esta es una las piezas que van a formar parte de la exposición “El espírtu de la pintura. Cai Guo-Qiang en el Prado”, que podrá admirarse en el edificio de los Jerónimos a partir del 25 de octubre 2017. Como veréis se trata de una interesantísima propuesta, aunque evidentemente a la mayoría de los mortales sólo se nos permitirá ver el trabajo concluso, por eso aquí os dejamos un vídeo corto que os podrá dar una idea de su maravillosa, innovadora y atípica forma de creación.

Decir también que la exposición se completa con un documental realizado por la directora Isabel Coixet, donde plantea un retrato de ese proceso creativo, rodado en varios escenarios: Nueva York, donde reside el artista, Madrid, Valencia y Toledo. ¿A que apetece mucho verla?

Buscar en nuestra web
Twitter