Inicio > RECOMENDACIONES DE EXPOSICIONES > RETORNO A LA BELLEZA

RETORNO A LA BELLEZA

Publicado:
22/03/2017
Compartir:
Facebook | Twitter | Tuenti
Delicious | Menéame | Email

En la Italia de la primera y segunda década del siglo XX, los ecos de la gran tradición mediterránea fluían de forma leve, pero constante, para intentar acallar años de vanguardias. Después de la desolación de la Gran Guerra, un grupo numeroso de artistas se sumergió en algunos de los episodios memorables de su pasado histórico para desarrollar el tema de la belleza como eje central, unido a otras cualidades necesarias y entonces ausentes: el equilibrio, el sosiego y la eternidad. Se pone en cuestión que lo moderno sea bueno simplemente por ser moderno. En esa búsqueda de la belleza no solo retomaron la temática y el sentido de la composición propio de la Antigüedad y del Renacimiento, también incluyeron la atmósfera de misterio, la solemnidad del gesto y el idilio con la naturaleza.

No obstante, su admiración por el pasado no fue una simple mímesis, al contrario, pintores como De Chirico, Carrá, Morandi, Casorati, Donghi y otros coetáneos, impulsores de esta mirada a la tradición, supieron extraer del clasicismo una figuración renovada e imaginativa con altas dosis de modernidad. “Estos artistas apuestan por unas composiciones muy sencillas, un dibujo muy definido y van en contra de todo lo que sea violencia, todo lo que sea extravagancia, en las que también se produce una vuelta a los géneros clásicos: el paisaje, el desnudo, el bodegón… y añaden una reflexión especial sobre las edades de la vida, en la que ponen al hombre en el centro a través del retrato”, como explica Pablo Jiménez Burillo, director de Cultura de Fundación MAPFRE

La exposición reúne, en siete secciones, más de un centenar de obras de autores clave de la pintura metafísica, Chirico, Savinio, Carrà, Pisis o Morandi, como de los artistas del grupo Novecento, Mario Sironi, Leonardo Dudreville, Achille Funi, Anselmo Bucci, Ubaldo Oppi, Piero Marussig o Gian Emilio Malerba, y de aquellos que no dudaron en caminar hacia lo que conocemos como realismo mágico, entre los que destacan Felice Casorati, Antonio Donghi, Ubaldo Oppi y Cagnaccio di San Pietro. Junto a sus obras se presentan las de Pompeo Borra, Massimo Campigli, Gisberto Ceracchini o Marino Marini, que aunque no se adscriben a ninguno de estos movimientos, se mueven en la misma poética.

Los artistas italianos sintieron que ese regreso a la tradición, conocido internacionalmente como Vuelta al Orden, sería el bálsamo infalible para atemperar la devastación sufrida y la ausencia de esperanza.

RETORNO A LA BELLEZA. Fundación Mapfre. Madrid. Hasta el 4 de junio 2017.